LAMENTO

LAMENTO*

Gran magnánimo ser,

dónde supiste anidar mi vida.

El apacible aire sólo me deja

respirar cuando muero.

El calor del hogar nunca estuvo

más frío que ahora.

Consumas mis deseos infantiles

a veces no sé si certeros.

Me dejas en el desierto humano,

una gran costra en el alma.

Sanar no puedo,

ya la medicina se ha agotado.

Pintura: “Niño geopolítico observando el nacimiento del hombre nuevo”, de Salvador Dalí Domènech.

(*) Escrito por: Deysi Elma Nuñez Meza, egresada de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: