LAMENTO

LAMENTO* Gran magnánimo ser, dónde supiste anidar mi vida. El apacible aire sólo me deja respirar cuando muero. El calor del hogar nunca estuvo más frío que ahora. Consumas mis deseos infantiles a veces no sé si certeros. Me dejas en el desierto humano, una gran costra en el alma. Sanar no puedo, ya la medicina se … Sigue leyendo